La Fe Bíblica

Just another WordPress.com weblog

¿Cómo debe ser la Iglesia Verdadera? Léa Hechos Capítulo 1

LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES  

CAPÍTULO 1

(33 d.C.)

POSRESURRECCIÓN 

EN el primer tratado (se refiere al Evangelio de Lucas, que fue probablemente terminado un año y tanto antes de escribir este relato llamado, “Los Hechos de los Apóstoles”), O Teófilo (la misma persona al cual Lucas se dirigió en aquel Evangelio), he hablado de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar (es el Estándar, el Principal, y el Fundamento del Evangelio),    2 Hasta el día en que fue recibido arriba (la Resurrección), habiendo dado Mandamientos por el Espíritu Santo (se refiere al hecho que el Espíritu de Dios es el Orador y el Actor en este Libro) a los Apóstoles que escogió (se refiere al Ministerio de Nuestro Señor de aproximadamente tres años y medio, del cual los Apóstoles presenciaron)     3  A los cuales, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables (muchas personas Lo vieron después de Su Resurrección, y antes de Su Ascensión), apareciéndoles por cuarenta días (a partir del momento de la Resurrección hasta el momemto de Su Ascensión), y hablándoles del Reino de Dios (parece que mucha enseñanza fue incluida durante este período de tiempo): EL ESPÍRITU SANTO     4 Y estando juntos (habla del tiempo que Él subió de regreso al Padre; esto probablemente estaba durante el tiempo de aparecer “a más de quinientos” [I Cor. 15:6]), les Mandó (no una sugerencia) que no se fuesen de Jerusalén (el sitio del Templo donde el Espíritu Santo descendería), sino que esperasen la Promesa del Padre (habló del Espíritu Santo que había sido prometido por el Padre [Lc. 24:49; Joel, cap. 2]), que oísteis, dijo, de Mí (ustedes también Me han oído decir estas cosas [Jn. 7:37-39; 14:12-17, 26; 15:26; 16:7-15]).  LA PROFECÍA     5 Porque Juan a la verdad bautizó con agua (simplemente simbolizaba el mejor Bautismo que los Creyentes podrían recibir antes del Día de Pentecostés); mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo no muchos días después de estos (habló del Día de Pentecostés venidero, aunque Jesús no usó aquel término durante aquel entonces).6 Entonces los que se habían juntado le preguntaron, diciendo (aparentemente presenta la última reunión antes de la Ascensión), Señor, ¿restituirás el Reino a Israel en este tiempo? (Él contestaría más tarde este interrogante por medio del Apóstol Pablo [II Tes., cap. 2].)

7 Y les dijo, No toca a vosotros saber los tiempos o las sazones que el Padre puso en Su Sola potestad (el Maestro dice que esto no es el asunto de los seguidores de Cristo ocuparse en saber esta información, sino mejor dicho “Ocupad entre tanto que Yo vengo” [Lc. 19:13]). 

EL PODER  8 Más recibiréis poder (Poder Obrador de Milagros) del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros (expresamente dice que este “Poder” es inherente en el Espíritu Santo, y únicamente en Su Dominio): y Me (sin el Bautismo con el Espíritu Santo, uno realmente no puede conocer a Jesús como se debe de conocerlo) seréis testigos (no significa testificar a almas, pero mejor dicho al dar el todo de uno mismo en toda su capacidad para Cristo, hasta ponerse la vida por Él) en Jerusalén, en toda Judea, y Samaria, y hasta lo último de la tierra (proclama la Obra de Dios como de alcance mundial). LA ASCENCIÓN  9 Y habiendo dicho estas cosas (se refiere a Sus últimas instrucciones a Sus seguidores), viéndolo ellos, fue alzado (se refiere a Él subiendo delante de sus mismos ojos); y una nube le recibió y le quitó de sus ojos (representa la Gloria Shekiná de Dios, que envolvió a Cristo mientras Él ascendió).  EL SEGUNDO ADVENIMIENTO 10 Y estando con los ojos puestos en el Cielo, entre tanto que Él iba (estas declaraciones son importantes porque ellas afirman Su Ascensión actual presenciada por testigos oculares), he aquí dos varones se pusieron junto a ellos en vestidos blancos (estos dos “hombres” eran en efecto Ángeles); 11 Los cuales también les dijeron, Varones Galileos, ¿por qué estáis mirando al Cielo? (Esto no significa que eran sólo varones que estaban presentes, sino mejor dicho que esto era un término común usado tanto para hombres como para mujeres.) este mismo Jesús que ha sido tomado desde vosotros arriba en el Cielo (se refiere al mismo Cuerpo Humano con las marcas de los clavos en Sus Manos y Pies, etc.), así vendrá como le habéis visto ir al Cielo (se refiere al mismo lugar, que es el Monte de los Olivos). 

EL APOSENTO ALTO 12 Entonces se volvieron a Jerusalén del Monte que se llama de los Olivos (representa, como dicho, el lugar de Su Ascensión, que también será el lugar de Su Descenso), el cual está cerca de Jerusalén camino de un Sábado (representa un poco más de media milla ([casi 1 kilómetro]). 13 Y entrados, subieron al aposento alto (era probablemente el mismo salón donde ellos habían comido la Pascua con Cristo [Lc. 22:12]), donde moraban Pedro y Santiago, y Juan y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, y Simón Zelotes, y Judas hermano de Jacobo (este Judas también es llamado “Lebeo” y “Tadeo” [Mat. 10:3; Mc. 3:18]). 14 Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego (proclama la manera en que estas reuniones fueron conducidas), con las mujeres, y con María la Madre de Jesús (tiene que ver con las mujeres que siguieron a Cristo de Galilea [Mat. 27:55-56]), y con Sus hermanos. 

EL SUCESOR DE JUDAS ISCARIOTE 15 Y en aquellos días, Pedro, levantándose en medio de los hermanos (representa a Pedro tomando la delantera), dijo (y era el número de los nombres como de ciento y veinte en número) (en esencia forma el principio de la “Iglesia”), 16 Varones hermanos, convino que se cumpliese la Escritura, la cual dijo antes el Espíritu Santo por la boca de David, de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús (es derivado de Ps. 69:25-28). 17 El cuál era contado con nosotros, y recibió parte en este Ministerio (quiere decir que él era uno de los Apóstoles, y escogido por el Señor).

18 Este, pues, adquirió un campo del salario de su iniquidad (se refiere a los Fariseos que tomaron el dinero ensuciado de sangre de Judas, y compraban su lugar de entierro [Mat. 27:6-8]); y colgándose, reventó por el medio, y todas sus entrañas se derramaron (él se suicidó [Mat. 27:3-8]).

19 Y fue notorio a todos los moradores de Jerusalén (en realidad quiere decir que “se dio a conocer”); de tal manera que aquel campo es llamado en su propia lengua, Acéldama, que es, Campo de sangre (también fue conocido como el “Campo del Alfarero”).

20 Porque está escrito en el Libro de los salmos, Sea hecha desierta su habitación, Y no haya quien more en ella (la indicación es que el nombre de Judas había estado en el Libro de la Vida, pero había sido borrado debido a su pecado): y, Tome otro Su obispado (se refiere a su Apostolado).

21 Conviene, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entró y salió entre nosotros (probablemente habló de los setenta [Lc. 10:17]),

22 Comenzando desde el Bautismo de Juan, hasta el día que fue recibido arriba de entre nosotros (abarca la totalidad de los tres y medio años del Ministerio de Cristo), uno sea hecho testigo con nosotros de Su Resurrección (aprendemos de esto que la Resurrección de Cristo de entre los muertos es una Doctrina Cardinal del Evangelio).

23 Y señalaron a dos, a José, llamado Barsabas, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías (ellos presentarían a estos dos al Señor para Su selección).

24 Y orando (muestra su dependencia completa en el Señor para dirección y ayuda), dijeron, Tú, Señor, que conoces los corazones de todos (nos dice donde solo la Verdad puede ser encontrada), muestra cuál escoges de estos dos (proclama su deseo de la Selección de Dios, y Su Selección Sola),

25 Para que tome el oficio de este Ministerio y Apostolado (el Fundamento de la Iglesia), del cual cayó Judas por trasgresión (nos dice claramente que Judas una vez conocía al Señor, pues ¿cómo puede uno caer de algo del cual nunca ha alcanzado?), para irse a su lugar (la obstinación llevará a uno al infierno eterno, justo como esto hizo con Judas).

26 Y les echaron suertes (era similar al Urim y Tumim con que los Discípulos habrían sido familiarizados y el Señor, en tiempos del Antiguo Testamento, dio dirección a Su Gente [Deut. 33:8-10; Num. 27:21]); y cayó la suerte sobre Matías (probablemente quiere decir que los nombres de los dos hombres fueron colocados en dos piedras, pedazos de pergamino, o madera, y luego colocados en una urna, con una suerte sacada [Lev. 16:8-9; Jos. 14:2]); y fue contado con los Once Apóstoles (indica que él era la Selección de Dios).

 

1 Comment»

  katherine navarrete wrote @

saludos bendiciones


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: